cesped artificial ecologico y sin mantenimiento


cesped artificial instalado

La instalación de cesped artificial en nuestro jardín, terraza o ático, no es una tarea complicada y la podemos hacer nosotros mismos, pero para obtener un resultado profesional tenemos que esmerarnos y realizar los siguientes pasos.

Preparación de la superficie

La instalación de césped artificial se realiza sobre dos tipos de superficies

Superficies rigidas

Si disponemos de un soporte de hormigón, baldosas, pizarra… lo único que tendremos que hacer es limpiar la zona, para extender sin problemas los rollos. A tener en cuenta el resultado final de la instalación en cuestión de pendientes mantendrá la misma que el soporte, por lo tanto tenemos que disponer de desagües para la absorción del agua de lluvia y evitar encharcamientos.

Superficies en tierra, arena o antiguas prederas de cesped natural

El primer paso es limpiar restos de hierbas, raíces, piedras y cualquier tipo de vegetación, a continuación aplicaremos a toda la superficie un herbicida y prever la aparición de futuras hierbas que puedan estropearnos la instalación. Con el terreno limpio compactaremos y nivelaremos el terreno utilizando áridos (grava y arena) que a la vez nos servirán como elemento de drenaje, es conveniente dar una ligera inclinación hacia los desagües para favorecer el drenaje.

Instalación de mallas geotextiles

Cuando ya hemos preparado el terreno, en las superficies rígidas no es necesario, extenderemos la malla geotextil para evitar la aparición de hiervas y favorecer el drenaje de la instalación, las tiras de malla, las solaparemos unos diez centímetros y la fijaremos al terreno con unas grapas especiales indicadas para estos menesteres.

Poner el césped artificial

Los rollos tienen una anchura de dos metros, con lo que previamente realizaremos un croquis para sacar el máximo partido al material y evitar en lo posible el desperdicio. A continuación iremos extendiendo los rollos, importante que todos sigan la misma dirección para evitar que se aprecien los cambios de paño. Cortaremos todos los recortes que nos pida el terreno dejando un pequeño margen para poder manipularlos bien. Entre los paños dejaremos un máximo de 3mm, de esta forma no se apreciaran las uniones.

Ya replanteado el césped levantamos unos treinta centímetro de cada lado y colocamos una cinta a la que le aplicamos un adhesivo especial y luego lo volvemos a extender, dejamos un tiempo para el secado y por ultimo le damos un cepillado para levantar toda las fibras que estaban acomodadas por el enrollado.





A tener en cuenta

A día de hoy encontramos en el mercado una amplia variedad de modelos de diferentes calidades, que se ajustaran perfectamente a sus necesidades y presupuesto.